Para perderse entre un montón de ámbitos hacia donde las palabras me dejen llegar:
Actualidad, curiosidades, cultura, viajes, moda, recetas...

martes, 8 de julio de 2014

ANÍMATE A TRADUCIRLO

Me encanta esta frase del escritor americano Samuel Longfellow y os la he puesto en alemán porque es así como la encontré en mi calendario del jueves 19 de junio (tengo un calendario en mi escritorio que cada día me cuenta una anécdota curiosa o me instruye con frases sabias e interesantes como la que escribo más adelante).

Esta frase menciona los términos "pasado", "presente" y "futuro"; tres tiempos verbales que están siempre presentes en nuestras acciones y que nos van definiendo como personas a lo largo de nuestras vidas. Y es que aunque es cierto que a muchos nos gustaría de corazón borrar episodios traumáticos de nuestras vidas y ya no recordarlos nunca más, lo cierto es que lamentablemente no es posible y, por tanto, el presente y el futuro, unidos a una actitud positiva y luchadora, se convierten en verdadera y única esperanza.

Ahora que ya sabéis de qué va el tema… ¿Os animáis a traducirlo?

Blicke nicht klagend in die Vergangenheit, sie kehrt nicht zurück. Weise verbessere die Gegenwart, sie ist dein. Schreite vorwärts, um der nebligen Zukunft furchtlos und mit tapferem Herzen zu begegnen.

Samuel Longfellow

2 comentarios:

  1. No sé alemán, si no me animaría a traducirlo :P El contenido de la frase es muy bonito y cierto, eso sí. Ojalá lo pusiéramos en práctica más a menudo :)

    Bicos!

    ResponderEliminar